Saltar al contenido

¿Qué es y para que sirve el mapa de color?

 El mapa de color es una carta de color estampada en tela. Se usa en sublimación y estampa digital directa para saber cómo va a quedar un color determinado en una tela determinada, ya que puede variar mucho lo que vemos en la pantalla a lo que sale en el producto final. 

 Te cuento un poco más:

¿Cómo funciona?

El mapa de color es un metro de tela (aprox) con un montón de cuadraditos de colores estampados. Cada uno de esos colores tiene un código digital que podemos seleccionar en los programas de diseño y así nos aseguramos el color que va a salir en la tela. El código puede ser HEX, CMYK o RGB. (No te preocupes, de este nos encargamos nosotros)

¿Donde consigo el mapa de color?

 Cada fabricante suele tener su mapa de color. Si el fabricante no tiene uno, podemos hacer uno propio con los colores que vas a usar esa temporada. Lo importante es poder probar los colores para hacer los ajustes necesarios antes de realizar la producción.

¿Necesito más de un mapa de color?

Probablemente si! Hay 2 factores que afectan el color: el fabricante y la tela base. El mismo color puede verse diferente si lo estampamos en lycra o en algodón. Por eso, vas a necesitar una muestra de color en cada tela que uses, y si cambias de fabricante, lo ideal es hacer una nueva muestra (mapa de color).  Leé más acá.

 El color es un factor muy importante en el diseño de estampas. Es el primer impacto!  Por eso siempre incluyo un ajuste post muestra en el servicio de diseño y les aconsejo hacer la prueba en la tela para poder ajustar el color en el archivo digital en caso de ser necesario.

 

 Escrito por Lucía Dueñas. Diseñadora textil, creadora de Trama Print Studio®